bioBel: Limpieza y cuidado natural


logo biobel alta resPRODUCTOS ECOLÓGICOS, EFICACES Y SALUDABLES

La línea de productos bioBel está fabricada exclusivamente con ingredientes seleccionados de origen vegetal, obteniendo así unos productos eficaces, ecológicos y saludables. Además cuentan con el certificado Ecocert que garantiza su calidad y origen ecológico.

bioBel Bebés está diseñado para limpiar y cuidar las prendas de personas con pieles muy sensibles o atópicas y especialmente para bebés. Su cuidada formulación, a base de aceite de coco, glicerina y extracto de aloe vera, limpia eficazmente con un cuidado natural para los tejidos, evitando así el uso de suavizante.

Los productos bioBel recomendados para la limpieza y cuidado de la ropa de los bebés consta de:

  • Jabón líquido bioBel Bebés, para lavar en lavadora, o a mano, la ropa del bebé, toallas, sábanas, pañales de tela, peluches… y cualquier textil de la casa.
  • Pastilla de coco bioBel, para lavar a mano alguna prenda más delicada. Es la solución más rápida, tradicional y delicada.
  • Quitamanchas bioBel para manchas puntuales y localizadas. Gracias a su spray se aplica el producto directamente en la zona a tratar, y seguidamente a la lavadora.
  • Blanqueador bioBel, para ropa blanca o ropa muy sucia en general. Es percarbonato de sodio, que ablanda las manchas y potencia la luminosidad en los blancos. Se puede utilizar como pretratamiento o directamente en el tambor de la lavadora reforzando la acción del jabón/detergente.

¿BIOBEL BEBÉS TAMBIÉN PARA PAÑALES DE TELA?

Jabones Beltran- Cats babyDespués de diversas pruebas con expertas pañaleras, nos han confirmado que bioBel Bebés, aparte de efectivo para la limpieza general de la ropa del bebé también lo es para lavar los pañales de tela. Limpia en profundidad, aclara fácilmente sin impermeabilizar el pañal y elimina olores.

A pesar de estar fabricado con aceite de coco, no hay ningún peligro de impermeabilizar los tejidos como muchas veces se comenta. La explicación es fácil. En la fabricación tradicional del jabón se produce una reacción química llamada saponificación que hace que los ingredientes para fabricar el jabón (el aceite entre ellos) dejen de ser ingredientes individuales y que con la reacción química se transformen en un único producto: jabón. Por ello a pesar de que su composición sea con aceite, el producto final no impermeabiliza los tejidos, al igual que no los deja aceitosos ni sucios, sino todo lo contrario.

RECOMENDACIONES PARA EL LAVADO DE PAÑALES DE TELA

  • Antes de utilizar los pañales por primera vez, lavar dos o tres veces para quitarles bien todas las sustancias químicas del proceso de fabricación. Así evitamos irritaciones en las pieles sensibles de los bebés y obtenemos una mayor absorbencia del tejido.
  • Leer siempre las instrucciones de lavado del fabricante del pañal.
  • Para su lavado utilizar un producto natural, líquido, sin perfume, que enjuague bien y no lleve ingredientes agresivos con los tejidos o con la piel del bebé.
  • No utilizar suavizante porque limita la absorbencia, provocando fugas, y puede irritar el culito del bebé.
  • Igualmente no utilizar lejía ni cloro. Para blanquear son muy aconsejables los blanqueadores naturales a base de percarbonato de sodio; para reforzar la acción del jabón y también como pretratamiento para facilitar la eliminación de las manchas y para dar luminosidad y blancura. Y, si se utiliza lejía para los absorbentes, hacer aclarado extra para su correcta eliminación.
  • Secar siempre que se pueda al sol. Los rayos ultravioletas son un blanqueador natural y también elimina posibles bacterias en la tela. Si se utiliza secadora mejor que sea a baja temperatura.
  • Los pañales no tienen que oler a nada… ni bien ni mal. Si después del lavado huelen mal normalmente es porque: o no se ha aclarado bien el pañal, o se ha usado demasiada cantidad de un detergente no apropiado (con demasiados aditivos o perfumes y demás). Se recomienda repetir el lavado con temperatura alta y con un aclarado extra con agua fría. Asegurarse también de guardar los pañales bien secos y ventilados, para evitar la humedad. Si al poco tiempo de llevarlos puestos el bebé huelen a amoniaco, también puede ser porque queden restos del jabón en el pañal que hacen que la orina se descomponga más rápidamente de lo habitual. Repetir de nuevo el lavado con temperatura alta y con un aclarado extra con agua fría.